con:
Estás en: Hoteles RuralesPalenciaPomar de Valdivia

Hotel RuralHotel Rural Naturaleza Gastronomía Cultural

El Hotel Rural «CASA FLORENCIO» es una casona de piedra restaurada. Seis confortables habitaciones dobles y camas supletorias (16 plazas). Cuatro habitaciones con baño y dos, en la buhardilla, con salón y baño independientes. Calefacción y TV en todas las habitaciones. Con un acogedor Restaurante, salón y gran chimenea. Un cálido hogar de ocio y descanso, en un lugar privilegiado y lleno de atractivos de la Montaña Palentina, en Revilla de Pomar, muy próximo a Aguilar de Campoo.


Régimen de alquiler: Por habitaciones

El Hotel
Rural y Restaurante CASA FLORENCIO
está albergado en una hermosa casona solariega de piedra de sillería, construida
en el siglo XVIII en la Montaña Palentina. Su fachada está catalogada y
el edificio ha sido íntegra y cuidadosamente restaurado,
rediseñando el
interior para los fines de su actual dedicación, con total respeto a la
estética de la arquitectura tradicional y a los materiales
originales típicos en la zona, combinando armoniosamente piedra, ladrillo y
madera.



CASA
FLORENCIO
es un cálido hogar de ocio y descanso para hacer amigos, en un
emplazamiento privilegiado y lleno de atractivos, tanto naturales como
monumentales. El establecimiento se encuentra situado en el bonito pueblo Revilla de Pomar, perteneciente al
municipio de Pomar de Valdivia.



Este
pequeño hotel con encanto rural
dispone de seis confortables habitaciones dobles que, con la opción de
camas supletorias, puede albergar hasta 16 plazas. Cuatro habitaciones
tienen baño propio y dos, abuhardilladas, poseen un amplio salón y baño
independientes. Hay calefacción, TV y Wi-Fi en todas las habitaciones.



Su
acogedor restaurante permite saborear una excelente cocina que combina sabrosos
platos de la gastronomía moderna con la más tradicional y tiene un salón contiguo
con gran chimenea para saborear el aromático café de puchero al amor del fuego,
cuando la temperatura exterior lo requiere.



Revilla de Pomar es una pedanía muy próxima a la galletera Aguilar
de Campoo, al norte de la provincia de Palencia, con un paisaje de transición
entre la montaña y la meseta. Muy cerca de Cantabria, en esta zona la orografía
y el clima son más suaves que en el resto de la montaña palentina, por lo que la
estancia es muy agradable en cualquier época del año.



El pueblo está situado junto al río Ivia, a 1.045 metros de
altitud y está rodeado por bellos paisajes y muchos atractivos turísticos, como
el Páramo de la Lora, la Cueva de los Franceses, el parque natural
de Covalagua, la pétrea monumentalidad de Las Tuerces, el cañón de La
Horadada
por el que discurre el río Pisuerga, el menhir megalítico de Canto
Hito
, el Mirador de Valcabado y el antiguo y restaurado Pozo de
los Lobos
. De Revilla de Pomar parte una espléndida red de sendas muy
cuidadas y plenas de la flora y fauna autóctonas. Es un tranquilo pueblo que
disfruta de bellos rincones, entre los que destacan su Iglesia, su propia
fuente “La Cibeles”  y el antiguo Potro
de Herrar.



Revilla de Pomar está muy
bien comunicado.
Se levanta en una soleada planicie, a unos 8 km de
Aguilar de Campoo, por la carretera de Burgos. Las vías de acceso son excelentes,
lo que permite cómodas visitas a ermitas rupestres y a las joyas del románico
que la provincia de Palencia atesora, concentrando la mayor riqueza del mundo
en este patrimonio artístico.



Dadas
las características de la zona, se ofrece la posibilidad de realizar
actividades como senderismo, mountain-bike, rutas culturales, visita a cuevas
prehistóricas, etc., facilitándose la documentación necesaria para estas
excursiones y el mayor conocimiento de la zona que tiene mucho y muy cerca.



A
Revilla de Pomar se llega desde Pomar de Valdivia, cuyo acceso está situado en
la carretera N-627, a unos 8 km de Aguilar de Campoo y 72 km de Burgos (por
salida señalizada con el cartel de "Cueva
de los Franceses”)
.