con:
Estás en: Casas RuralesAlmeríaVélez-Blanco

Casa RuralCasa Rural Naturaleza Relax Cultural

Alojamiento rural para 8-10 personas. 4 dormitorios, 3 baños, salón-comedor con chimenea, cocina totalmente equipada, calefacción central, equipamiento para bebés (cunas, tronas, etc.). Barbacoa, PISCINA y piscina infantil. Recinto vallado, fácil acceso asfaltado. A tan solo 5 km. del centro de Vélez-Rubio y 4 km. de Vélez-Blanco.


Régimen de alquiler: Casa completa

Acogedora casa en el campo, situada en un bello paraje con vistas al monumento natural de la Comarca de los Vélez (montaña La Muela), con capacidad para 8-10 personas. 4 dormitorios, 3 baños, salón-comedor con chimenea, cocina completamente equipada (horno, microondas, lavavajillas, lavadora, tostadores, sandwichera, cafetera, batidora, etc.). Calefacción central. TV en todas las habitaciones, DVD, barbacoa, PISCINA y piscina infantil, mobiliario exterior (sillas, mesas, hamacas), equipamiento para bebés (cunas, tronas, etc.), recinto vallado, fácil acceso asfaltado hasta la casa. A tan solo 10 minutos en coche de Vélez-Rubio o Vélez-Blanco. Admite mascotas. Incluida leña, ropa de cama y baño y toallas de piscina.


 


El Cortijo El Serbal es un lugar único para pasar momentos inolvidables y renovar energías, despertando cada mañana frente al imponente paisaje del monumento natural de la Comarca de los Vélez, la montaña "La Muela".


 


Dada la cercanía de la casa a las poblaciones y su buen acceso, es un lugar ideal como punto de partida para realizar rutas de senderismo, excursiones en bici, visitas a los cascos históricos de Vélez-Rubio y Vélez-Blanco, al Castillo de Vélez-Blanco, al Museo Comarcal Velezano Miguel Guirao de Vélez-Rubio, a la Cueva de los Letreros, al Jardín Botánico del Parque Natural de Sierra de María-Los Vélez, salir de copas, a comprar, a comer en alguno de los excelentes restaurantes con que cuenta nuestra Comarca, etc.


 


El Cortijo El Serbal está pensado para toda la familia. Posee cunas, tronas, calienta-biberones, etc. y vallas en las zonas que pueden representar un riesgo para los pequeños. La cocina, amplia y luminosa, se extiende hacia un comedor diario decorado con armónicos colores. El salón es sumamente cálido, ideal para largas sobremesas en grupo.