con:
Estás en: Casas Rurales › Granada › Quéntar
Casa rural andaluza con fantásticas vistas a las montañas desde la pequeña localidad de Quéntar, a 27 km de la estación de esquí de Sierra Nevada y a 13 km del centro de Granada y 35min del aeropuerto de Granada. Hay autobús desde/para Granada. Para más info consultar web casaalchya


Régimen de alquiler: Por habitaciones

Casa rural andaluza con fantásticas vistas a las montañas desde la pequeña localidad de Quéntar, a 27 km de la estación de esquí de Sierra Nevada y a 13 km del centro de Granada y 35min del aeropuerto de Granada. Hay autobús desde/para Granada.

Para más info consultar web casaalchya

El alojamiento

La casa está distribuida en dos niveles. En la planta baja hay una habitación amplia con la cocina-comedor y el salón y otra habitación con el dormitorio de los huéspedes. Junto al dormitorio y en la misma planta baja se encuentra el baño de uso exclusivo de los huéspedes. El dormitorio es muy amplio: tiene una cama doble (135), un altillo de madera con otro colchón doble (150) y dos camas supletorias (180x90).

Servicios y zonas comunes

En el segundo nivel vivo yo, en un dormitorio con su propio baño independiente. En esa segunda planta está la terraza, que está disponible para uso compartido con los huéspedes. El salón y la cocina son también espacios comunes donde nos encontraremos si estoy esos días en casa.

Atención a los huéspedes

No siempre estoy presente porque, por mi trabajo, suelo estar fuera muchos fines de semana. Si no estoy de viaje suelo estar en casa, pero hago vida sobre todo en la parte de arriba.

Otros aspectos destacables

Vivo con dos perritas que suelen estar en casa cuando no estoy de viaje. Y también viven siempre en la casa dos gatos. Todos de muy fácil trato. Las perritas, cuando están en casa hacen vida arriba en la terraza y tienen su refugio en mi dormitorio. Los gatos duermen en las escaleras y, cuando estoy de viaje, tienen su comida y su agua también en las escaleras. No están por lo tanto presentes en el espacio de los huéspedes salvo que queráis incorporarlos a vuestra estancia porque os guste disfrutar de su presencia.
Soy también instructor de chikung y taichi. Podéis aprovechar la estancia para descubrir estas dos tradiciones orientales.