con:
Estás en: HostalesGuadalajaraBrihuega

HostalHostal Relax Naturaleza Romántico

Reservar ahora
La Hospedería Princesa Elima se encuentra en el pueblo de Brihuega, declarado conjunto histórico-artístico, justo enfrente de la Real Fábrica de Paños y los Jardines de Carlos III. De reciente construcción se puede apreciar como se ha mimado la decoración mezclando la tradición castellana con pequeños matices árabes. Cuenta con 20 habitaciones decoradas de manera diferente y aptas parta diferentes ocasiones: parejas, con niños, etc. Dispone de un restaurante donde degustar su excelente gastronomía alcarreña


Régimen de alquiler: Por habitaciones

5 fotos


Resérvala ahora Online en Booking

Fecha de entrada

Fecha desde

Fecha de salida

Fecha hasta


  • Sin cargos de gestión
  • Haz cambios en tu reserva en cualquier momento
  • Cientos de miles de comentarios
  • Ofertas a diario
  • Cancelación gratuita en la mayoría de los alojamientos
  • Paga en el alojamiento


La hospedería cuenta con 20 habitaciones decoradas de diferente manera y a diferentes precios para que siempre se adapte a su situación particular. Todas están totalmente equipadas, disponemos además de salita de estar para uso de clientes y disponemos de lavandería y restaurante propio donde podrán degustar nuestra exquisita gastronomía. 


Servicios

...en las habitaciones


Bañera
Hidromasaje
Ducha
Ropa de baño
Secador de pelo
Amenities
Aire acondicionado
Calefacción
Línea teléfono
Mesa de trabajo
Terraza
Ropa de cama
Televisión

...en la casa


Cuna
Aire Acondicionado
Lavadora
Chimenea
Comedor uso privado
WIFI
Teléfono
Televisión
Juegos de mesa
TPV
Restaurante público
Adaptadas discapacidad

...en los alrededores


Piscinas
Spas
Balnearios
Zonas de caza
Zonas de pesca
Museos
Casco Urbano
Zona de copas
Bodegas Enología
Gastronomía
Ciclismo
Moto Quad
Paint ball
Senderismo
Caballos

Rutas cercanas


RutaViaje a la Alcarria

Es uno de los libros de viajes más famosos de la historia de la literatura. Camilo José Cela comenzaba su recorrido por la Alcarria el 6 de junio de 1946 y concluía diez días después. En Guadalajara se iniciaba el viaje de un escritor que sería años más tarde miembro de la Real Academia y Premio Nobel de Literatura.

De aquel viaje literario y vivido, han quedado algunos recuerdos que el viajero de hoy rememora, sigue y admira. En Viaje a la Alcarria descubrimos una prosa en la que no se sabe qué admirar más: si su flexibilidad, dinamismo y expresividad, su aparente despreocupación formal, o ese estilo tan personal fruto de la más concienzuda elaboración literaria.